Tipos de tabaco para cachimba o narguile

Una vez que os hemos hablado de cómo preparar una cachimba o qué tipos de cachimbas existen, queremos hoy arrojaros algunas ideas e indagar un poco más en uno de los elementos imprescindibles para disfrutar de una buena cachimba en compañía: el tabaco para cachimbas. Vamos hoy a explicaros pues que tipos de tabaco para cachimbas o narguile existen:

  • Tabaco Tumbak

El tabaco tumbak es un tabaco negro prensado que contiene mucha nicotina y se produce en países como Oriente Medio, Irán o Jordania. Para fumarlo, se puede humedecer y lavar varias veces para ponerlo directamente sobre el tabaco o bien utilizando una cazoleta plana y perforando el tabaco con un punzón hasta llegar al fondo de la cazoleta.

  • Tabaco Tabamel

Es un tabaco de origen árabe y meloso (también conocido como melaza). Contiene tabaco, miel, glicerina y esencias diversas que le confieren aromas y sabores muy variados. Es el tipo de tabaco más consumido en la actualidad y se prepara picando el tabaco y poniéndolo dentro de la cazoleta para taparlo con papel de aluminio. Posteriormente, se hacen varios agujeros y se coloca el carbón.

tipos-de-tabaco-para-cachimbas

  • Tabaco Jurak

Es un tabaco para cachimbas y shishas de origen judío al que se añaden aceites esenciales y frutas. Cuenta con un corte más fino al tener un tabaco de mayor calidad y menor número de elementos artificiales.

Para terminar, nos gustaría especificar que no os queremos hoy recomendar un tipo u otro de estos tabacos para cachimbas pues existen decenas de marcas de tabaco e influyen muchos factores como el sabor, la cantidad de humo, la humedad, la duración u el olor y todo ello influye en nuestra experiencia. Por ello, quizás lo mejor es ir probando los distintos tipos e ir haciendo nuestras preferencias propias. ¡Comienza a disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

20 + 14 =

Publicar comentario